Aquí pasamos a detallaros una serie de buenos cosejos para el cuidado de tu ropa íntima.

  • Por supuesto, y lo más principal, seguir los consejos del fabricante de la prenda.
  • Temperatura del agua correcta. El agua caliente es un gran enemigo de la lencería ya que agranda las prendas y las deforma, acortando su vida.
  • No la expongas al sol. Tus braguitas y sujetadores te agradecerán secarse a la sombra. Así se conservarán mucho más tiempo en buen estado, ya que el sol, hace que pierdan su elasticidad y se desgasten los colores.
  • Totalmente prohibido el uso de la secadora. Las altas temperaturas rompen las fibras.
  • Nada de lejía. Este producto deteriora totalmente las fibras, sólo puedes usarlo si se trata de algodón.
  • Aunque lo mejor es lavarlo a mano, ya sabemos que muchas veces por falta de tiempo, es imposible, hazte con una bolsa de lavado, (su precio es muy bajo, y su valor muy alto) ya que éste ayuda a la protección de las prendas y utiliza el programa de ropa delicada.

LA MERCERÍA DE AURORA



Comentarios para “CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE TU ROPA INTERIOR
Deje su comentario
Dejar este campo en blanco (anti spam):

Los comentarios son moderados antes de ser publicados.